Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y personalizar y analizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies
aceptar

Según las diferentes modalidades de conservación de Alimentos se han definido cinco gamas de alimentos en función de la tecnología que utiliza la Industria Alimentaria:

 

Primera Gama. Alimentos Frescos o Naturales.

Alimentos que no han pasado por ningún procesado industrial, excepto para su limpieza, clasificación o envasado: verduras, hortalizas y frutas, alimentos de origen animal como Huevos, carnes y pescados

Primera Gama Productos alimetarios
Segunda Gama: Alimentos enlatados.

Pueden mantenerse varios meses incluso años, y se presentan en Latas, Frascos de Vidrio, etc. Su preparación se basa en la aplicación de un tratamiento térmico de esterilización en autoclave al alimento que ha sido previamente envasado y el envase a su vez cerrado herméticamente.

Hablamos de: semiconservas, o alimentos enlatados que requieren refrigeración para su conservación.

Tercera Gama. Alimentos congelados.

Tienen una larga vida ya que permiten mantenerlos en el congelador de casa. Suelen llevar operaciones de preparación previas que reducen la manipulación por parte del consumidor, quien en la mayoría de los casos sólo ha de cocinarlos.

La congelación resulta también una buena opción para la conservación de alimentos cocinados y pre-cocinados.


Cuarta Gama. Todo tipo de alimento envasado al vacío o en MAP, el cual puede estar congelado siguiendo las normas internacionales y nacionales de conservación en frío.

Cuarta Gama Productos Alimentarios
Quinta Gama: Alimentos sometidos a cocción y envasados a vacío o en atmósferas modificadas.

Son productos cocinados y listos para ser servidos o productos pre-cocinados que tras rápida regeneración pueden ser servidos en menos de 30 minutos.

 

 

Fuente Original: http://bit.ly/GamasAlimentosGSE